La granada aporta cada 100grs 63 kcal, está compuesta el 80% de agua, contiene aproximadamente 16grs de azúcar, cantidad mínima de grasas y proteínas. Es muy rica en sales y minerales, fierro por ejemplo, y por eso resulta muy útil para quién sufre de anemia.

Es benéfica para el micro-círculo y el drenaje de los tejidos gracias a una buena cantidad de potasio; en cambio, es pobre de sodio y fósforo.

La granada es rica de vitamina C y A, que nos defienden de las enfermedades de enfriamiento de la temporada invernal.

Es igualmente importante el contenido de niacina o vitamina B, que interviene en procesos biológicos fundamentales como la producción de energía, la síntesis del DNA y el funcionamiento del sistema nervioso. Otro elemento importante es el aporte de fibras muy útil para una correcta función intestinal.

Lo que hace la granada un alimento tan benéfico es la presencia de moléculas antioxidantes, de las que aun hoy se están estudiando las posibles funcione terapéuticas.

Entre estas moléculas, se encuentran poli fenoles, antocianinas, flavonoides, ácidos orgánicos como el ácido pelágico y el ácido caféico, quercetina, triterpenos. Estas moléculas están repartidas en las varias partes de la planta como el fruto, las semillas, el pericarpio, las flores, las hojas y las raíces.

Las funciones y los beneficios de estas moléculas bioactivas son numerosas, como su acción anti cáncer, hipoglucémico, regulador del colesterol, antihipertensivo.

Photo credits: Naama Ym

SIMILAR ARTICLES

Granada todos los días

0 698

NO COMMENTS

Leave a Reply