Árbol simbólico por excelencia, la granada es planta de buen augurio. Significa abundancia, riqueza, longevidad, amor pasional y fertilidad.

Esta simbología está confirmada también por la tradición asiática, donde la granada abierta representa abundancia y buen auspicio.

Aún hoy, las esposas turcas tiran al suelo una granada y, según cuantos granos salgan en el impacto, será el número de los hijos que parirán.

La leyenda de origen indiana dice que el jugo de este fruto combate la esterilidad.

En la mística cristiana, este simbolismo se enriquece de significado espiritual hasta considerar el fruto y sus semillas expresión de la resurrección de Cristo y de la perfección divina. Un único fruto que reúne tantas semillas preciosas representando la unión misma de la Iglesia.

En los cuadros renacentistas la granada, en las manos de la Virgen o Jesús, simboliza la sangre, luego, el mismo destino de Cristo.

Para la masonería, es un símbolo importante y representa la fraternidad entre los miembros (los granos), la solidaridad de las logias, que están en el mismo fruto, y la tolerancia de la diversidad.

Para los judíos, la corona, que en el simbolismo judío indica santidad, está representada por la “corona”, residuo del cáliz floreal que permanece en la parte apical del fruto.

La granada es considerada símbolo de honestidad y decoro, ya que su fruto tendría 613 semillas, que, igual que perlas, son las 613 disposiciones escritas en la Torah (365 prohibiciones y 245 obligaciones); respectándolas, nos aseguramos una conducta sabia y justa.

Sin embargo, para la genealogía, representa la amistad, en el lenguaje de las flores significa sinceridad y generosidad.

Foto: Granada, autor desconocido, XIV sec.

SIMILAR ARTICLES

Granada todos los días

0 636

NO COMMENTS

Leave a Reply